ADDA colabora en el proyecto "Sin agua no hay pueblos" de Greenpeace

Ante el insuficiente control de la Administración de la contaminación del agua por nitratos, Greenpeace lanza el proyecto Sin agua no hay pueblos. El derecho al agua limpia que contará en Catalunya con la colaboración de ADDA para realizar las mediciones.

Este proyecto pretende poner en marcha una red ciudadana de vigilancia de la contaminación del agua por nitratos a nivel estatal. Se trata de una iniciativa colaborativa que tiene un triple objetivo:

  • ampliar el conocimiento sobre la contaminación del agua por nitratos en España
  • visibilizar la grave situación en la que se encuentran los recursos hídricos y la importancia de conservar la buena calidad del agua
  • estimular la defensa del derecho al agua limpia y la denuncia de los proyectos que lo amenazan, en particular exigir el fin de la ganadería industrial.

Debido en gran medida a la proliferación descontrolada y desmesurada de la ganadería industrial en España, la calidad de las aguas subterráneas y superficiales en nuestro país es muy preocupante. A pesar de ello, la información oficial sobre contaminación del agua es muy difícil de encontrar y con este proyecto se pretende que esos datos sean muy accesibles y visibles.

En Catalunya se tomarán datos en tres áreas concretas del entorno de instalaciones ganaderas industriales. En cada una de ellas se medirá en tres puntos el nivel de concentración de nitratos. Se mirará que estas zonas no se solapen con las 499 estaciones que controla la Agencia Catalana del Agua y se tomaran datos tanto de cursos subterráneos como superficiales.

En Catalunya, la Agencia Catalana del Agua y la Confederación Hidrográfica del Ebro son las únicas autoridades encargadas del análisis de la calidad de las aguas subterráneas y superficiales. Un análisis al cual obliga la Directiva Europea de Nitratos (Directiva 91/676/CEE) y el Real Decreto que la transpone (Real Decreto 261/1996, de 16 de febrero), actualmente en vías de modificación. Según los últimos datos el 33,8% de la superficie de Catalunya está declarada zona vulnerable a la contaminación por nitratos, que afecta a 422 municipios, o sea, a un 45 % del total. La proliferación exponencial de la ganadería industrial es el origen principal de esta contaminación.

Organización