No más explotaciones de porcino industrial en Sabiñánigo (Huesca)

Ayuntamientos aragoneses que apuestan por la ganadería que sí crea empleo y fija población, por la única que merece ese nombre; la que mantiene la biodiversidad, los paisajes y la calidad de vida de quienes habitan en el medio rural; por la que produce alimentos de calidad, saludables y sostenibles.
 
Sigue aumentando el cerco a la ganadería industrial, que pone en riesgo la salud pública. Incluso en Aragón, donde se está produciendo quizá la proliferación más desmesurada y descontrolada de España, importantes Ayuntamientos como el de Sabiñánigo se protegen de esta industria contaminante.
 
Desde la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial felicitamos a los Ayuntamientos que escuchan a sus vecin@s y miran hacia el futuro. Cada vez somos más y más fuertes quienes nos oponemos a la ganadería industrial.
CCAA