Manifiesto Stop Ganadería Industrial: Ni una licencia más, moratoria ya.

Las plataformas vecinales que componen la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial declaran su firme oposición a la instalación de ganadería industrial en sus pueblos por estos motivos:

1) Porque la aprobación de este tipo de proyectos significaría hipotecar el futuro desarrollo de nuestros pueblos a un sistema productivo que está, hoy día, siendo cuestionado en los países más desarrollados de la UE, dada la contaminación que producen.

2) Porque con la deficiente gestión que hacen de los purines, gracias a la falta de control sobre los mismos por parte de las Administraciones, ponen en riesgo nuestros suelos, nuestro aire, aumentando cada día las emisiones de gases de efecto invernadero, y sobre todo nuestra agua, llegando a contaminar los acuíferos por saturación de nitratos.

3) Porque no es un sector estratégico que fije población y cree riqueza en nuestros pueblos. La gente se va, no quieren vivir en un pueblo donde no se puede abrir el grifo dada la alta concentración de nitratos que tiene, ni abrir la ventana por el hedor que producen.

4) Porque destruye más que crea poniendo en riesgo la economía del municipio donde se instala y de los colindantes, afectando no solo al sector turístico, también a la agricultura y a la ganadería tradicional extensiva de la zona.Y los trabajos prometidos son pocos y precarios.

5) Porque el consumo de agua que necesita este tipo de explotaciones es desmesurado, llegando incluso a cuadruplicar el consumo del propio municipio.

6) En resumen, por considerarla lesiva para el interés general de l@s vecin@s del municipio.

Nos manifestamos en diferentes puntos de la geografía española para reivindicar nuestra vida en los pueblos. Para pedirle al Gobierno y a los diferentes partidos políticos que trabajen juntos en la defensa de nuestros pueblos, de nuestro entorno y de nuestra salud.

Solicitamos una moratoria que paralice las licencias a las explotaciones industriales intensivas que pretenden instalarse en nuestros pueblos en tanto no se defina y se ejecute un Plan Estratégico de Ganadería Intensiva que, además, consideramos que debería someterse a una Evaluación Ambiental Estratégica que valore de forma detallada y rigurosa, el impacto ambiental acumulado de la ganadería intensiva Se están llevando a cabo, unas medidas económicas, ambientales y sociales que para nada van orientadas a aminorar los efectos del cambio climático. Y menos a cumplir el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. Es hora que el Gobierno y las autonomías tomen conciencia de una vez sobre la situación de la crisis ambiental existente, y piensen en nuestro futuro y el de las generaciones venideras.

¡MORATORIA YA, NI UNA LICENCIA MÁS! STOP GANADERÍA INDUSTRIAL

¡NI EN TU PUEBLO NI EN EL MÍO!

¡QUEREMOS PUEBLOS VIVOS!

Foto: Adolfo Fernández
Video