La PLSGI transmite a la Confederación Hidrográfica del Ebro su preocupación por la contaminación de nitratos

Las Confederaciones Hidrográficas tienen mucho que decir en los procesos de concesión de licencias de ganadería industrial. Hay que proteger el agua; no nos sobra y la estamos contaminando.
 
 
Se da la circunstancia que al mismo tiempo se conocía la denegación de la licencia ambiental a una explotación de porcino industrial en Iniesta (Cuenca) a la que la Confederación Hidrográfica del Júcar no había concedido el agua, dando la razón a los movimientos ecologistas y vecinales de la zona que argumentaban las excesivas exigencias hídricas de este tipo de proyectos.
 
CCAA