La pandemia destapa las condiciones laborales de los macromataderos

Los brotes de coronavirus en plantas cárnicas de diferentes países (también en España) ponen de relieve las condiciones de trabajo en la industria cárnica, que se nutre sobre todo de mano de obra temporal e inmigrante que además vive hacinada en pisos compartidos.
 
En Irlanda, Reino Unido y EE. UU., las plantas cárnicas han sido acusadas de no proteger adecuadamente a l@s trabajador@s durante la pandemia y se han convertido en vectores de la infección en estos meses. Según FAIRR, que asesora a inversores sobre los problemas relacionados con la producción ganadera intensiva, más de 20000 trabajador@s de la industria cárnica en EE. UU. se han contagiado hasta principios de junio de 2020.