La contaminación atmosférica por los purines se duplica en seis años