Ganadería: con “apellido”, por favor

Hablar de ganadería, sin diferenciar entre métodos de producción, impactos o contribución al cambio climático solo favorece a la agroindustria. Con este este texto, una de las coportavoces de esta Coordinadora Estatal nos invita a reflexionar sobre lo que ponemos en nuestros platos y sus consecuencias para la salud, los animales y el planeta.
 
Dejemos de hablar de ganadería como si toda fuera igual, pongámosle "apellido" para que sepamos de qué estamos hablando: del pasado (de un modelo insostenible) o del único futuro posible.