Fuerte correlación entre explotaciones de porcino industrial y superbacterias

La prestigiosa organización internacional World Animal Protection publica el informe Superbacterias, silenciosos asesinos en un río cercano a usted, resultado de una investigación en tres continentes en la que ha participado la Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial.

Una investigación realizada en cuatro países (uno de ellos, España) de tres continentes vincula firmemente las explotaciones ganaderas industriales con los genes de resistencia a los antibióticos (GRA) y las superbacterias. Se detecta en los cuatro países muestreados que estas explotaciones están vertiendo genes y superbacterias resistentes en las aguas (subterráneas y superficiales), los suelos (con o sin cultivos) y el aire mediante los purines.

Debe tenerse en cuenta que el calentamiento global también supone un mayor riesgo de propagación de bacterias y de aparición de superbacterias, que las tecnologías de tratamiento de purines no eliminan las superbacterias ni pueden eliminarse estas una vez alcanzan los cursos de agua.

Cuanto mayor es el tamaño de la explotación, mayor es la cantidad de antibióticos administrados por kg de peso de los animales. Las explotaciones de cebo son las que mayor cantidad de antibióticos administran. Los animales no metabolizan alrededor del 70 % de los antibióticos que se les administran, por lo que estos pueden transferirse a los purines, donde las bacterias pueden sobrevivir hasta 12 meses. Según estudios, los niveles de GRA pueden ser elevados en los terrenos en los que se han aplicado los purines hasta seis meses después de los vertidos; lo que sugiere que los GRA se pueden acumular en el suelo.

Los metales pesados de los suplementos que se administran a los animales y los desinfectantes utilizados en las explotaciones están presentes en los purines y contribuyen a la creación de resistencias antimicrobianas.

La OMS ha alertado de que las resistencias antimicrobianas podrían causar más muertes que el cáncer en 2050. Solo en España, son el motivo de más de 3000 muertes anuales (más de 33000 en Europa).


Afección