Factoría: La explotación industrial de cerdos

Factoría denuncia las condiciones de insalubridad y hacinamiento que sufren los cerdos, a lo que hay que añadir unas altas temperaturas que les obliga a revolcarse en sus propios excrementos para aliviar el calor. El aire que respiran es insalubre, debido a la suma de polvo y humedad y a los vapores que producen las heces y orines acumulados bajo el suelo, que también es perjudicial para la salud de los trabajadores. Muchos cerdos mueren a causa de estas condiciones, lo que que en ocasiones provoca episodios de canibalismo.

“Los sistemas de confinamiento de la granja factoría impiden el bienestar físico y psicológico de los animales, afectan de forma grave a su salud y comprometen su calidad de vida. Además, las inspecciones en materia de bienestar animal son escasas y la normativa de protección de cerdos ni siempre se cumple ni tiene gran utilidad."

La investigación es eminentemente crítica con una industria que “invierte millones de euros en propaganda”, parte de ellos provenientes de fondos públicos, “con el fin de proyectar una idea que no se ajusta a lo que sucede en realidad”.

Algunas cifras:

- Mortalidad de las #cerdas reproductoras debido a la inmovilización en #jaulas de gestación: 9,9 %,
- Mortalidad de los #lechones durante la fase de lactancia debido a la falta de espacio: entre el 9 y el 15 %.
- La normativa dispone que un animal de 20 kg debe disponer de una superficie mínima de 0,20 metros cuadrados (menos de cuatro folios). En ese espacio tan reducido, los #animales comen, orinan y defecan.

El vídeo Factoría puede verse aquí. Atención: estas imágenes revelan una realidad de extrema crudeza.

Foto: imagen tomada por Aitor Garmendía en una explotación aragonesa.

Afección