El porcino industrial en Aragón como vector de nuevas pandemias

"La estructura y el funcionamiento de la industria del porcino en Aragón reúne unas características clave para fomentar la aparición y expansión de nuevas pandemias". Lo hace principalmente a través de la deforestación generada por los piensos, el modelo de producción intensivo y el funcionamiento y las condiciones laborales de los macromataderos.
 
Aragón acumula el 5 % del total de las explotaciones porcinas del Estado español y el 26 % del censo total de cerdos. Estas cifras dan una imagen del tipo de explotaciones que existen en el territorio. El 33 % de los cerdos en Aragón se encuentra en explotaciones de más de 3000 plazas. Este hacinamiento "supone un gran peligro en términos epidemiológicos".Los problemas sanitarios de los animales nos pueden parecer muy lejanos, pero estamos viviendo una importante pandemia debido a la zoonosis.
 
En cuanto a los macromataderos, la experiencia vivida con esta pandemia ha puesto de relieve que debido a la precariedad, los trabajadores seguían acudiendo al trabajo a pesar de estar enfermos, por miedo al despido.
 
"El negocio de la agroindustria funciona gracias a la externalización de sus costes: son los Estados, los sistemas públicos de salud, las comunidades y los territorios que sufren los impactos negativos quienes tienen que asumir el grueso de los costes asociados al sector. A nadie le cabe la menor duda de que si estas empresas tuvieran que incluir en sus cuadernos de cuentas estas cantidades ingentes de dinero se declararían de forma inmediata en bancarrota. ¿Por qué se permite entonces el crecimiento masivo del número de granjas y el número de cerdos por granjas en Aragón? ¿Por qué se hace con el total beneplácito y apoyo desde las instituciones que deberían velar por el interés general?".
 
"La mirada cortoplacista del beneficio económico para unos pocos nos lleva de forma irremediable hacia situaciones como la actual. No podemos afrontar estrategias que acaben con la actual pandemia si no asumimos como prioridad acabar también con las condiciones estructurales que podrían impulsar la aparición y extensión de nuevos virus. La agroindustria ya ha sido señalada como responsable."
 
CCAA