El modelo industrial condena al atraso a los territorios

La insistencia en apuntalar un modelo de producción agroindustrial compromete el buen estado de los ecosistemas y la provisión de servicios ecosistémicos vitales; condenando, además, al atraso a los territorios. Esa es una de las conclusiones del informe "Retos de la planificación y gestión del agua en España. Informe OPPA 2020" del Observatorio de Políticas del Agua (OPPA) presentado por la Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA).

El modelo de producción agroindustrial conlleva gases de efecto invernadero, la contaminación de aguas y suelos y pérdida de biodiversidad, que están en última instancia en el origen zoonótico de pandemias como la COVID-19.

Afección