Celebramos la respuesta de la Confederación Hidrográfica del Duero al macroproyecto de Noviercas

Las organizaciones vecinales, ecologistas y sociales aglutinadas en esta Coordinadora, de la que forman parte la Asociación Hacendera y Greenpeace que han presentado alegaciones a la solicitud de Valle de Odieta S.C.L para investigar las aguas subterráneas de Noviercas para su macroproyecto de vacuno de leche, aplauden la resolución de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) en la que se deniega esta solicitud, e instan a la empresa a que escuche el creciente clamor social en contra de esta explotación de ganadería industrial y desista de una vez por todas de este proyecto.

La investigación de las aguas subterráneas es un paso previo y determinante para que se conceda la autorización de uso de agua a la explotación ganadera industrial, por lo que esta resolución denegatoria es un duro varapalo para la continuidad de este proyecto.

La CHD concluye que no podría otorgarse una concesión de aguas con destino a la explotación de ganadería industrial ya que no existen reservas de agua en esa zona para satisfacer el aprovechamiento de 24,57 l/s de caudal medio equivalente en el mes de máximo consumo, con un volumen anual de 775 329 m3, solicitado por la empresa Valle de Odieta y, por tanto, que esta solicitud es incompatible con el Plan Hidrológico de la parte española de la Demarcación Hidrográfica del Duero.

De llevarse a cabo, se trataría de la mayor explotación de vacuno de Europa y una de las cinco más grandes del mundo. Consumiría más agua que una ciudad como Soria. “El agua es un recurso muy preciado en España, el país de Europa con un mayor riesgo de desertificación. La Coordinadora Estatal Stop Ganadería Industrial trabaja desde su nacimiento contra este proyecto y cada vez se suman más personas y organizaciones. No descansaremos hasta ver este proyecto desestimado del todo”, señala Inma Lozano, portavoz de la Coordinadora.

 “Se pone en evidencia que este tipo de proyectos de ganadería industrial, con una enorme demanda de agua, no tienen sentido; más aún en una situación de emergencia climática, porque este recurso va a ser cada vez más escaso”, afirma Luís Ferreirim, responsable de agricultura de Greenpeace España.

La Coordinadora Estatal pide que se tome buena nota de esta resolución y se adopte una moratoria estatal y no se permita la instalación de nuevas explotaciones de ganadería intensiva ni la ampliación de las existentes, y también que se desarrolle un plan estratégico para reducir la cabaña ganadera intensiva de España.

Foto: interior de la explotación de vacuno de leche mayor de EE. UU., con 30 000 vacas (Fair Oaks)