Alertan de un nuevo factor de riesgo con efecto directo en la salud humana debido al exceso de nitrógeno