Alerta ambiental: dos de cada tres explotaciones están contaminando los acuíferos

Pan para hoy (para algun@s), hambre para mañana (para tod@s) y consecuencias ambientales para siempre.
 
La Administración no puede ya obviar los efectos de la ganadería industrial. Pero el Gobierno de Aragón continúa concediendo licencias como si no hubiera mañana (literalmente). Y sin planes de control ni inspección para los purines, que es lo que pedía la PLSGI en sus alegaciones al recientemente aprobado Decreto de Purines.
 
CCAA