Resistencia a los antibióticos en humanos

Las explotaciones industriales son auténticas "fábricas de enfermedades", focos de microbios mortíferos como la bacteria Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (SARM), que tolera varias de las principales clases de antibióticos y puede encontrarse flotando en el aire a más de 200 metros de una explotación.

En los alrededores de las explotaciones avícolas estadounidenses se han identificado diversas bacterias  resistentes que causan miles de infecciones anualmente.

Un estudio comprobó en 2016 que, tras aplicar purines, los genes de resistencia a los antibióticos se multiplicaban hasta por cuatro en el suelo. Otro estudio demostró que las personas que viven cerca de los campos donde se vierten purines de cerdo tienen un riesgo un 30 % mayor de contraer infecciones por SARM.

Un brote de Escherichia coli que en 2006 afectó a un cultivo de espinacas en los EE. UU. se acabó achacando al agua de riego que, según creen los expertos, había quedado contaminada por los purines porcinos y vacunos de una explotación cercana. El brote se saldó con la muerte de tres personas.

Lee el artículo completo aquí (recibido vía Plataforma Loporzano SIN Ganadería Intensiva)

Afección