¿Por qué es importante el bienestar animal?

Gallina con sus polluelos en libertad

 

Las leyes de la Unión Europea reconocen a los animales como "seres sensibles"

Este reconocimiento significa que un animal:

  • Es consciente de lo que le sucede y de lo que sucede en su entorno
  • Es consciente de las emociones relacionadas con las sensaciones que experimenta
  • Tiene la capacidad de aprender de la experiencia
  • Es consciente de las sensaciones que su propio cuerpo experimenta, como el dolor, el hambre, el frío o el calor
  • Es consciente de su relación con otros animales, incluyendo a los seres humanos
  • Tiene la habilidad de distinguir y escoger entre diversos objetos, animales y situaciones, lo que demuestra que comprende lo que sucede a su alrededor.

Es decir, los animales son conscientes de cómo se sienten, dónde están, con quién están y de la manera en que son tratados. Los animales sufren.

El bienestar de un animal comprende el bienestar físico, el bienestar psicológico y la posibilidad de desarrollar sus comportamientos naturales.

Debido a las condiciones de confinamiento, hacinamiento y privación en que son obligados a vivir los animales el bienestar animal y la ganadería intensiva son incompatibles.

Las “prácticas” de la cría intensiva incluyen:

  • Una vida totalmente vivida en instalaciones interiores, sin nunca ver la luz del sol o pastar. Esta es la suerte de la mayoría de los cerdos, de las aves de corral y de las vacas lecheras
  • Mutilaciones: por ejemplo a los cerdos se les corta la cola y a las gallinas el pico (todo sin anestesia)
  • Jaulas: la mayoría de las gallinas ponedoras y de los conejos viven confinados en pequeñas y vacías jaulas.
  • Crecimiento rápido: los animales son forzados a crecer rápido y son sacrificados cada vez más jóvenes. Por ejemplo un pollo de engorde es sacrificado a solo 39-42 días de vida
  • Transporte de larga distancia, que  comporta maltrato físico y aterroriza a los animales.

CIWF defiende que todos los animales, incluidos los criados para la alimentación, tienen derecho por lo menos a una vida digna y sin sufrimiento, en que su bienestar sea respetado.