Irregularidades administrativas tras sentencia judicial que anulaba una DIA

Administraciones que en lugar de velar por el bien común, el medioambiente, la salud pública y el bienestar animal parecen dispuestas a hacer lo que sea para que se instale una explotación industrial, por ilegal que parezca.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha anula el permiso de una explotación por seguir un "procedimiento administrativo ilegal" (no se dejó un periodo de información pública tras la publicación de la Declaración de Impacto Ambiental). La explotación sigue funcionando sin permiso y el Seprona lo confirma mediante atestado. El Departamento de Medioambiente no abre expediente sancionador y vuelve a publicar la autorización sin periodo de información pública.

Y todo ello en un sector que se jacta de cumplir normativas muy rigurosas.

(comentario sobre la noticia enviado por la PLSGI)