Condenado por prevaricación alcalde toledano que no clausuró explotaciones porcinas

Según la sentencia, el juez considera probado que el alcalde actuó "con conocimiento de que su inactividad administrativa provocaba el mantenimiento y uso de instalaciones que carecían de las licencias y autorizaciones necesarias para su funcionamiento, contraviniendo el interés público y causando serio perjuicio a los vecinos afectados".

En uno de los casos, no se cerró una explotación de un exconcejal de la localidad, del mismo partido que el alcalde, que carecía de licencia de obras y de actividad.

Han tenido que ser l@s vecin@s, una vez más, quienes se organizaran y recurrieran a la justicia para velar por el bien común.

Puedes leer la noticia completa aquí.

(enviado por la Plataforma Loporzano SIN Ganadería Intensiva)