Cerdos para China

"En el Estado español estamos asistiendo estos últimos años al crecimiento de una enorme burbuja de producción porcina, que cada día no hace más que aumentar, alentada por la expansión de las exportaciones y por el apoyo directo de la administración pública. Como resultado, tenemos una industria totalmente hipertrofiada cuyas externalidades han dejado de ser asumibles y se han convertido en una seria amenaza nuestra salud, el medioambiente, la sostenibilidad de los territorios y está transformando radicalmente nuestro sistema agrícola convirtiéndolo en un sistema dependiente, al estilo clásico colonial de una gran potencia, en este caso de China".

Pero hay oposición: El futuro de nuestros pueblos no lo decide la industria cárnica.

Puedes leer el artículo completo aquí.

pantallazo del artículo