Cada vez se deforesta más para obtener piensos para ganadería industrial

La UE gana suelo boscoso, pero Europa, y en concreto España, son los principales importadores de soja para piensos; muestra del poco valor que hay que conceder al compromiso que se firmó para la lucha contra la deforestación. Desde que se comprometieron a ello, la media de deforestación ha sido un 42 % superior a la de la década anterior.

España compra una media de más de 3 millones de toneladas anuales de soja. A eso hay que unirle la importación de harinas de soja. Casi el 90 % de esa producción va destinada a piensos para ganadería industrial y acuicultura. España utilizó en 2017 3,6 millones de toneladas de harina de soja para fabricar piensos (un 4,8 % más que en 2016), según el Ministerio de Agricultura.

Y mientras, los bosques que deberían ayudarnos a combatir el calentamiento global "están desapareciendo más rápido que nunca".

Afección