Alpera comienza a blindarse contra la ganadería industrial

La Coordinadora Estatal aplaude la labor de Ayuntamientos como el de Alpera que, con la implicación de sus vecin@s, está blindando su municipio para proteger su futuro, el medioambiente y la salud de las personas.
 
El pasado mes de julio, la alcaldesa de Alpera suspendía todas las licencias para comenzar con la modificación de las competencias propias de su consistorio para impedir la instalación de la explotación de ganadería industrial proyectada en ese término municipal. Ahora se ha abierto a consulta pública en la web del Ayuntamiento las dos modificaciones que se harán en este sentido (regulación de purines y modificación del PGOU).
 
Los Ayuntamientos tienen margen de maniobra esencialmente en materia urbanística; por lo que mediante ordenanzas pueden proteger sus municipios ante esta amenaza. Se trata de una fórmula por la que ya han optado otros municipios de la región, como Brihuega, en Guadalajara, y que se está extendiendo en aquellos lugares donde existe oposición vecinal.